Buscar este blog

Cargando...

martes, 18 de noviembre de 2014

muñecas de lana.

Y aquí estoy, tragándome el corazón, rompiendo las fibras que me dan vida para hacer gárgaras de hierro.
 he sido tonto, he sido idiota toda mi vida, sí, lo reconozco ¿pero es necesario pagar tal condición con tanto sufrimiento? porque mi memoria no te abandona, y se apodera de la imaginación, del deseo, de los sueños, de los días y en las noches... ay amor...
mis muñecas siguen inconformes de no lograr tu silueta y el maldito papel no soporta mi insistencia, ya son cientos los bocetos inconclusos que mueren en tus ojos y mis destrezas nunca son suficientes para acuñar tu esencia...
 Ya tengo los dedos marcados en la cara de desesperación, la piel está por rasgarse y el ojo ya se ha secado al contacto de la luz, aún cuando evito mirarte.
 El tiempo pasará, y serán los millones de almas que han muerto las que me den condena, pero sellado está que en cada gota de mi sangre está una pieza de ti y una lágrima mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada