Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 10 de abril de 2013

Introducción. La última noche...

No sé porque, pero recuerdo cuando era cristiano y cada noche hacía una oración pidiendo a dios perdón por mis pecados porque cada noche podía ser la última... si, ya sé que pareciera que les voy a hablar del miedo que te infunden en la iglesia, pero no, o sea, algo tiene que ver, pero no tan directamente, también me acabo de acordar que la gente generalmente entiende los términos religiosos con los conceptos católicos, así y no canutos con los que fui educado, la cosa es que cada noche elevaba mis plegarias al cielo para pedir perdón por las cosas que había hecho durante el día, y ahora que está quedando la reverenda cagá en el mundo, que han dado aviso que korea del norte está apuntando sus misiles y que estamos ad-porte de una guerra nuclear, que los informativos que veo no veían muy factibles, en este momento me ha llegado un poco de esta neurosis y miedo colectivo y me dieron ganas de escribir, como si fuera la última noche, como esas noches de cristiandad donde contagiado por la comunidad adventista me enterraba en mi cama caga'o de miedo hasta que hacía mi acto de petición de perdón... bueno, la verdad no creo mucho tampoco en que esta noche quede la cagá, de lo contrario no escribiría, pues no tendria ningún sentido, de hecho si realmente creyera no estaría escribiendo sino que estaría haciendo una locura y en eso es lo que pienso, en que si fuera la última noche las desperdicié escribiendo una mierda, sentado frente a un computador en vez de estar culiando que es lo que realmente deseo y que realmente merezco morir de esta forma porque he sido toda mi vida un fracasado, pero un fracasado optimista, porque siempre he creído que tengo alguna especie de talento, sobre todo para inventar weá, weá que nunca quise realmente escrbir, porque me da paja, una paja horrenda, la paja que ha detenido toda mi vida y que hoy me convierte en un perdedor diciendo que merece morir de esta forma, como si morir fuera un merecido, siendo que eso es una idiotez, porque es algo que les pasa a todos, buenos y malos, triunfadores y yo, la weá es que yo sé que esto parece una carta suicida, pero ni cagando lo es, se los juro, se que suena algo depresiva, y de hecho lo es, pero nopa matarse, en una de esas pa darse ánimos o qué se yo, lo que si sé, es que me di cuenta de mi verdadera vocación, lo que he querido toda mi vida, el mas grande deseo que tengo en mi interior, el deseo de culiar, de culiar todo el día y toda la noche, de culiar con minas diferentes, etc, etc, pero eso no ha sido posible, 1º porque soy un perdedor y no me va bien con las minas, claro, muchas veces puedo ser simpático, un acto que he aprendido con el tiempo para distraer a los que se supone me observan para que no noten mi eterna derrota, pero la verdad es que no, que soy tremendamente desagradable y violento y las personas que se supone les caigo bien son una manga de cobardes que se cagan de miedo ante mi postura hostil y no saben que hacer con mi insoportable presencia, hasta que claro, se vuelve un hábito y con la magia de la humanidad, del acostumbramiento del celebro, se vuelven tolerantes y me soportan, pero tengan en claro que todo lo he pensado, son muy pocos los detalles que se me escapan, pero tengo un buen círculo, cada vez mas pequeño que se encarga de hacérmelo saber, tooooodo el tiempo, la wea es que he estado escribiendo esta mierda, que como todo escrito debería tener un final, de lo que sea, aunque sea malo, de hecho si dejase de escribir en este momento de todas formas sería un final, así es que en eso estoy pensando ahora, en la forma de engañar un escrito, en como puede hacer infinito un montón de palabras pero parando de escribir y por supuesto no en el rotativo, algo así como un software que recopie la weá eternamente, se que hay muchos, como Borges que han intentado esto, pero nunca resulta, ya que siempre hay un fin, lo mismo que la humanidad, de alguna forma siempre habrá un pelota que tenga una respuesta idiota a estas interrogantes, que no son menos idiotas, ya que por lo menos no habrá nunca un ser humano que lea eternamente una mierda, un weón tan copuchento que se quiera meter tanto en la vida de alguien, la cosa es que siempre existe el inteligente que responde preguntas idiotas como estas y diría algo así como escribir todas las palabras del mundo y que un programa las vaya reordenando eternamente bajo cierto parámetro de frase, que mantenga una cordura, que mantenga una línea no solo para tener un lector si no para que se entienda... bueno pues eso ya está pensad y acá está escrito, sin embargo lo que yo busco es diferente, se parece a la inmortalidad y con esto les presento la historia de mis dudas, la historia de mis deseos y venganzas porque aquí comienza mi verdadera expresión, la expresión de un humano que se reniega a si mismo en nombre del ego, eternamente contando historias de mierda que no tienen aclaración mas que el acto humano, las ganas de vivir otra historia pero que siempre será muy viejo para llevarla a cabo, millones de traumas, millones de cuentos que no tendrán fin, por lo menos en la delgada historia de mi vida ahora sin mas palabras dejo con ustedes a los inmortales culia'os.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada