Buscar este blog

Cargando...

martes, 10 de mayo de 2011

La media cagá...

Puta, en la tarde jui a ver a mi polola a su casa, y cuando me abrió la puerta estaba la weona con la cara rara, caché que era mejor no haber ido, pero entré, yo creo que es un hábito.
En la mesa estaba mi cuñada conversando con su pololo y unos primos de mi mina con sus pololas, todos hablando pura mierda, entonces me quedé calla'o porque no estaba ni ahí con discutir con weones, comía y escuchaba, la hora y media que estuve en esa mesa se me hizo eterna, quería puro irme de esa weá, entonces me preguntaron una weá, no me acuerdo que chucha, pero no pensé la respuesta y me empezaron a increpar, seguí sin pensar y dije puras weá, hasta que la idiota de mi cuñada me atacó directamente diciéndome idiota, y yo le exigí que se disculpara, pero me quedé mirándola callado y el silencio se hizo notar, pero la balsa culiá me responde que no, que no se puede disulpar de lo que realmente piensa, que sería una mentira, entonces le digo (habiendo perdido mis cabales, no se como con tan poco) hazlo o vas a terminar llorando, porque yo diré lo que siento, y me desafió -a ver po's- y empezó mi lengua como el látigo de los romanos al ritmo que mis ojos se volvieron inexpresivos -¿tay segura? porque de acá en adelante se acaba la wena honda- -¿que me puedes decir que no me hallan dicho antes?- -por ejemplo que eres muy fea, y que lo sabes por eso envidias a tu hermana, igual que tu mamá, le tienen envidia, y le hicieron creer que era inteligente, y que eso es importante...- -¿creí que con eso me vas a hacer llorar?- - no, a lo mejor no, pero me basta con hacerte saber que das asco, pero no por lo fea, sino por la envidia, y te brillan los ojos por verte al descubierto, mírate, se te notan los rollos, tení la media joroba y la piel manchada de espinillas, eres como un sapo, pero negro, dale las gracias al negro culia'o de tu papá, el te dio esos genes repugnantes...- y antes de terminar de hablar se mete el loco de'lla y me dice: oye Kevyn disculpa pero te estás yendo al chancho. -Mira loco este no es tu problema, bueno, es tu mina así es que es tu problema ¿lo querí arreglar en la calle?- - No, pero te quiero pedir que te vayas- se mete mi mina y me dice: ¿que weá te pasa es mi hermana? no tienes porque decir esas cosas... -lo siento, como ella solo digo la verdad y prefiero irme, estoy chato y aburrío, me voy- esbozo una sonrisa que me borran de una cachetá y me voy a la puerta con mi mochila, mi polola me ataja y la empujo y los primos se paran a agarrarla -llévense a esta puta que me tiene chato- grito con rabia y salgo a la calle y uno de los weones me dice: ¿que weá estay hablando? -ven a la calle y te digo po's maricón conchetumare, a mi prima le dicen una weá así y le parto el hocico al culia'o, pero vo's no tení coco...- y salen los weones uno de ellos con un palo de escoba, alcancé a sacarme los lentes y meterlos en el banano, aprieto los dientes y vuelvo mi rostro como el de una estatua, enanos culia'o, levanto mi mano y le dejo caer el puño en la nariz, chocolate al toque, y me tiro encima del weón, el hermano me chata un palo en la espalda y uno en la cabeza, me doy welta otro en el hombro y le tomo el palo y se lo pongo de punta, como lanza al hermano que tengo debajo mío, dos veces en la cara y queda inconsciente, me paro y le chanto una patá en la cabeza al weón que está en el suelo de nuevo, y miro al weón del palo y me arrojo con cara de ná, un combo en el hocico y se pega en la punta de la puerta (que se abre hacia afuera) ahí quedó chinito en el suelo, me dewelvo a pegarle patás al que estaba tira'o antes y mi mina me toma del pelo, le tomo la mano y hago que le pegue un combo a su cagá de primo, suficiente pa quedar llorando... el otro weón y mi cuñao se hicieron los weones, la otra mierda dijo que iba a llamar a los pacos y yo le dije que lo hiciera y si me iba preso iba a salir de nuevo a puro quemarle la casa a los viejos con ellos dentro así es que mejor que se quedara callada. Me jui caminando, tiritando, rabia, miedo, alegría, no sabía que me pasaba la gente me miraba como un loco y entre odio y pena ya la echaba de menos ¿porqué soy tan weón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada