Buscar este blog

Cargando...

martes, 1 de marzo de 2011

En el aburrimiento de la tarde...

Yo se que es balsa de mi parte quejarme de mi situación, cuando en mi realidad es un lujo no trabajar, pero ahora que no tengo juegos esta es mi mayor diversión, no se preocupen, ya se están bajando, la weá es que me choreo, pero con el choreo me vienen algunas ideas, la weá es la siguiente:

Hubo un día en el que los ricos tras hacer tremendas cárceles, por tener a la gente tan pa la cagá, muerta de hambre, que quedaron tan seguras, más que sus propias casas, entonces se les ocurrió tremenda idea, que por supuesto los weones de los pobres acataron en su femenizada existencia, a ojos cerrados. Comenzaron a hacer las siguientes campañas, la 1ª, de Eutanasia, pusieron en los libros del colegio, en las paredes de los hospitales, carteles de promoción de la buena muerte, que no es bueno vivir enfermo, que es un sufrimiento, que el estado-empresa debía hacerse cargo de todo y bla bla bla... y empezaron a matar a las personas enfermas de cualquier weá, las que con temor acataban sin hacer ná, así la gente ya no se acercaba a los hospitales, con lo que se redujo el gasto en esa área.
2ª campaña, la más esperada, con la misma promoción, el asesinato y descuartizamiento (para la anterior campaña de donantes) de los presos, con lo que claramente desapareció la población carcelaria hasta el punto de su reclusión en un campo de concentración en el centro de Santiago.
Redecoraron las antiguas prisiones y se fueron, a escondidas a vivir ahí, gozaban de sus muros y tremendos patios, eran las nuevas escuelas, y les enseñaban a los niños las historias de su anterior uso. Con el tiempo aparecieron los problemas... (por terminar (me dio paja))

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada