Buscar este blog

Cargando...

jueves, 9 de julio de 2015

Corazón, me dejaste hecho trizas...


Me imagino que a todos les pasa, que no saben como comenzar a escribir algo como esto, sobre todo cuando a la mayoría simplemente no le importa... En agosto del 2008 llegó a mi vida un ser que... un ser tan maravilloso, que lógicamente los humanos, por su escaso alcance, entre ellos me incluyo, terminó por despreciar al no poder comprender la maravilla que significaba, su pequeño tamaño y su insignificante aparición en la era de la humanidad no vieron lo que estaba sucediendo. Yo fui su padre, durmió conmigo hasta el último momento... Recuerdo cuando el 2001 ó 2002 tuve un sueño, donde estaba con mi familia trabajando en la reconstrucción de un templo colosal que estaban desenterrando, donde en la hora de colación mientras me acostaba en unas virutas húmedas, me miraban los ojitos de un ratón, que yo sabía que era ratón, pero me parecía un perro y cuando le toco la cabeza, veo que sus dientes eran blandos y su cuerpo gordo y blando como un guatero... cuando me lo dieron el 2008, unos de los días mas felices de mi vida, tanta felicidad que solo puedo compararla con el dolor que ahora tengo... al recibirlo en mis manos lo reconocí, era el ratoncito de mi sueño, con sus dientes blandos y su hociquito podrido... pasamos tanto tiempo juntos, horas frente a los video juegos, películas, documentales, noticias, todos los días el Dossier... siempre estuvo a mi lado, debo explicar algo antes, yo tengo una relación extraña con mi madre, porque nos queremos mucho, demasiado, pero ella nunca me ha comprendido, yo siempre he sido un enigma en su vida, siempre le explico y he tratado de mostrarme, pero por alguna razón estoy fuera de su alcance y es por esto que yo me esforcé por enseñar y entenderlo, llegamos a tal punto de convivencia que terminamos siendo uno, que yo siempre dije: algún día se va a apagar, nos vamos a acostar juntos me voy a despertar y va estar muerto a mi lado. Y así fue... esta mañana yo me acosté cerca de las 5 de la mañana, habíamos hablado con una amiga por Skype, a quien se lo mostré porque estaba sanito... como decía me acosté de madrugada, lo único que hizo extraño fue tomar 2 veces agua, cosa que rara vez hizo a lo largo de su vida conmigo. Cuando me levanto a las 10, el estaba calentito e hizo como un suspiro, yo pensaba que estaba bien y lo acosté en el sillón, le pido a mi vieja que le remoje la comida y cuando lo voy a ver estaba muerto, sí, cuerpo caliente, como cada mañana estaba inerte... nunca me imaginé que me iba a doler tanto, a pesar de que no tuvo mala vida, a pesar, a pesar de no tener hambre, de morir sin dolor, yo pensé por un momento que lo había aplastado, pero cuando vi su carita... estaba tan tranquilo, tan sonriente como siempre, en la misma posición como se  acostaba... no sé, nunca me imaginé que podía doler tanto, aún cuando supe como sería, aún cuando pasó exactamente como lo imaginaba, cuando sé que tuvo la vida que muchos animalitos deseaban, comía carne cuando quería, todos los días tenía su pollo y el mejor alimento que llega a esté charco de país, la weá duele, infinitamente... la pregunta que me hacían a diario y me llenaba de orgullo (¿y tu bebé?) ahora me sentir horrible, me hace darme cuenta que soy un maldito perdedor, un fracaso absoluto, un asco de persona y aún así el me quería, incluso después de castigarlo, él me quería... a lo largo de la vida me he dado cuento que soy un ser extraño, que me cuesta poco despegarme de la gente y a su vez a ella de mi, es como un contrato tácito, es muy similar a lo que les contaba de mi madre, pero él no, el me quería, su único deseo era estar conmigo, él no quería que lo dejara nunca, no importaba el frío, la distancia o el lugar, no le temía a nada, el solo quería estar conmigo y así murió, pegadito a mi pierna... pero ¿saben donde la historia se va a la mierda? justamente en eso, en que fuimos uno y ahora la vida me lo quitó, como se lleva las cosas la vida sin preguntar, es nuestra dueña absoluta, ahora siento como si me amputaran las manos, es mas ofrezco mis manos mis órganos a quien me lo traiga de vuelta, ofrezco esclavitud absoluta, ofrezco matar a quien sea , lo que quieran de mi con tal de que me lo devuelvan... es tan terrible la situación, ha sido el peor despertar de mi vida y yo sé que hay personas que la pasan mal, se que hay hambre en el mundo, se que los narcotraficantes que gobiernan el país destruyen vidas, familias completas con su droga, sé también que hay perros en la calle, mataderos de vacas, cerdos y aves, delfines que mueren en las redes de los barcos o los matan para no sé qué mierda algunos asiáticos, sé que este mundo es una reverenda mierda, que incluso antes murió mi viejo, mi tío, y mucha gente que he querido ¿pero qué quieren que haga si es lo que siento?

Esta foto es la que le tomé estando muerto, si se fijan en su cara hay nostalgia, pero no hay dolor, hay penita, pero no sufrimiento, puedo decir que murió como vivió.


 A ratos tengo ganas de contarles las cosas que el hacía, pero curiosamente su magia solo me la mostró a mi y pienso que si lo hizo de esa manera, para demostrarme lo especial que fui en su vida y no para los demás, es una falta de respeto a su memoria, a su privacidad, que yo me aproveche de su muerte para violar nuestro contrato. Hijo mío, cuando miro tu foto y pienso que ya no vas a estar, que ya no vamos a pasear juntos, que aprendí mas del cariño contigo que lo que he sentido en toda mi vida, me enseñaste que cuando uno ama es mas que un cómplice, me enseñaste que se está ahí y no importa lo que el otro haga, tu lo quieres igual. Me enseñaste que cuando uno quiere y ve algo se calla, que hay que avisar cuando viene alguien mas, que cuando uno quiere se va con esa persona y no importan los demás... hijo mío, hijito, como bien sabemos ninguno de los 2 puede ser madre, aún así nos quisimos en forma similar, por un lado estoy contento que te hayas ido antes, porque como sabes es muy loco tu papá... yo siempre dije que era mejor así porque ¿qué sería de ti si yo desaparecía? pero ahora que pasó así, yo no sé que hago sin ti... he sufrido mucho en la vida, sobre todo por amor, pero comparado con lo que siento contigo, eso no tiene valor. Hijito, donde quiera que vayas, sea ahora tu alma un destello en la galaxia o algo que ya no habrá mas, quiero que sepas que te amé, que nadie ha estado tan adentro de mi corazón... siento tanto tu pérdida Monito... que todo lo que escribo pierde sentido, pero te digo, tu muerte me ha dado 2 lecciones importante, la primera es que no hay manera de cambiar la realidad, frente a esta no hay opciones, si aparece una alternativa, entonces no es real, la realidad aplasta. Y la segunda es que ya determiné mis futuros dolores, no habrá mas en mi vida, serás tu, tus tíos y tu abuela, porque es tanto el sufrimiento que tengo que no voy a querer a nadie mas hasta ese punto, solo los que ya están. A Dios mi querido hijo, que la vida te quitó de la mía y vas a estar conmigo hasta el último suspiro que me quede. Cuidate, porque yo ya no puedo hacerlo, te han alejado de mis manos y espero que exista algo donde podamos encontrarnos y volver a dormir juntos, calentitos, aunque sea en el fin de los tiempos.

 Te dedico esta canción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada